Roscón de reyes

Este año la confitería en la que llevamos toda la vida comprando el roscón de reyes cambió, o de receta, o de confitero, y vaya disgusto: nuestro tan deseado roscón ya no estaba tan bueno. Así que con espíritu previsor, nos propusimos unas semanas antes de Navidad probar roscones de otros establecimientos en busca del sustituto perfecto. No me puedo quejar, porque dedicarnos cada semana a probar distintos roscones no es ninguna tortura, pero no dábamos con el adecuado: que si sabe poco a azahar, que si más que roscón parece un bollo suizo, que si muy duro, que si muy blando… Cierto es que en tema de roscones cada uno tiene sus gustos, y en mi casa siempre hemos sido del que no está relleno, con sabor a cítricos y azahar, y con consistencia entre pan y bollo. No parecía mucho pedir, pero ninguna opción nos acababa de convencer, así que mi madre y yo nos armamos de valor y decidimos hacer el roscón de reyes casero este año. Miramos varias recetas y nos quedamos con aquellas que por pinta e ingredientes más se asemejaban a lo que nosotros entendemos por roscón. Una vez en faena, nos hicimos un buen lío, nos confundimos en varios pasos, y el resultado fue un roscón espectacular. ¡Menos mal que lo documentamos todo! Habrá maneras más sencillas de hacerlo, trucos para simplificar algún paso, pero quedó tan bien que no nos la vamos a jugar… ¡el año que viene repetimos exactamente lo mismo!

INGREDIENTES

* Roscón para 8-10 personas

  • 750g de harina de fuerza (aproximadamente)
  • 50g de levadura fresca (2 pastillas)
  • 250ml de leche entera
  • 200g de azúcar
  • 150g de mantequilla sin sal
  • 2 huevos + 2 yemas de huevo para la masa
  • 1 huevo batido para pintar el roscón
  • Ralladura de la piel de 1 naranja
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 3 cucharadas de agua de azahar
  • 2 pizcas de sal
  • Decoración para el roscón: azúcar, almendras picadas o laminadas, fruta escarchada…
HOW TO

0: Tamizar la harina

Se pasa toda la harina por un colador para tamizarla y se pone en un bol grande.

1: Preparado de levadura

Se pone la leche en un cuenco y se calienta al microondas hasta que esté tibia (la regla dice que caliente pero a una temperatura a la que un niño se la pueda tomar). Se deshace la levadura fresca en la leche ayudándonos de un tenedor, una cuchara o aplastándola con las manos. Después en otro bol se echan 6 cucharadas de la harina tamizada y a eso se le echa poco a poco la leche con levadura mientras se bate con las varillas. La idea es que quede una especie de papilla bien mezclada, sin grumos. Se deja reposar unos 15 minutos, que es más o menos el tiempo que tardamos en preparar la otra parte de la masa.

roscon de reyes levadura roscon de reyes levadura con harina roscon de reyes preparado de levadura

2: Preparamos la mantequilla

Necesitamos que la mantequilla esté “pomada”, esto es en un punto entre líquido y sólido (blandita). Para esto la ponemos en un cuenco, y la metemos unos segundos al microondas a potencia media hasta que una parte empiece a derretirse. Después la batimos con un tenedor o unas varillas para que quede una crema de mantequilla.

3: Preparamos la masa

En el bol donde tenemos la harina, hacemos un hueco en el centro, haciendo una especie de volcán, y vamos poniendo dentro los demás ingredientes que hacen falta para la masa: el azúcar, los huevos y las yemas, las dos pizcas de sal, la mantequilla pomada, la ralladura de naranja y de limón, y el agua de azahar. En este punto empezamos a batir estos ingredientes que hemos echado con unas varillas, desde el centro de la masa, y vamos poco a poco incorporándole la harina de los bordes. La idea es que la masa quede uniforme, por eso hay que empezar batiendo bien lo líquido y añadiendo despacito la harina.
Si la masa empieza a estar muy dura para mezclarse con las varillas podéis meter directamente las manos (eso sí: ¡lavároslas primero!).
Una vez que esté más o menos mezclado se le echa el preparado de leche con levadura que habrá reposado ya un rato y se termina de hacer la masa, integrando bien todos los ingredientes.

roscon de reyes mantequilla pomada roscon de reyes harina roscon de reyes masa con mantequilla roscon de reyes masa con huevos
roscon de reyes masa mezcla roscon de reyes masa sigue mezcla roscon de reyes masa con preparado levadura roscon de reyes masa medio lista

4: Amasar

Cuando tengamos una masa uniforme, con todos los ingredientes bien mezclados, se intenta amasar durante un par de minutos, en el mismo bol donde se ha hecho la masa si es grande o en una mesa con harina. Si se pega demasiado a las manos como para trabajarla se puede echar un poco más de harina, pero hay que tener cuidado que no queremos que esta masa quede muy seca.
Dos minutos amasando, 10 minutos de reposo al aire y otros 2 minutos de amasar. La masa ya está lista para la fase de reposo.

5: Dejar reposar la masa

Se pone la masa en un bol grande y se tapa bien con papel film. Hay que dejarla reposar hasta que doble su tamaño (esto lo digo para que calculéis el tamaño del bol). El tiempo de reposo depende de infinidad de factores, pero por resumir: fuera de la nevera puede tardar 2-4h y en nevera 6-8h.
Condiciones ideales de reposo: entre 20ºC y 40ºC de temperatura.
En mi caso, dejamos la masa reposando fuera de la nevera, en la cocina que había una temperatura ambiente de unos 24ºC, durante 4h, y fue más que suficiente.

6: Dar forma al roscón

Una vez la masa haya doblado su tamaño, se vuelve a amasar 2 minutos. Después se hace la forma de roscón: lo más fácil es hacer una bola con la masa, aplastarla para que sea más bien un disco, y hacer con los dedos un agujero en el centro. Después se va a estirando con cuidado hasta hacer el roscón, que con tanta masa no sale redondo, si no casi rectangular.

* Nota: El roscón que va a salir es enorme, pensado para 8-10 personas. Podríais dividir la masa en dos y hacer dos roscones más pequeños o más finos, esto según gustos/necesidades de cada uno.

Se pone el roscón en una fuente de horno sobre papel vegetal y se pinta de huevo batido para que no se seque (no tiréis lo que sobre que lo necesitamos luego).
Una vez más se deja reposar hasta que doble su tamaño. En mi caso con 30-40 minutos fue suficiente.

roscon de reyes masa lista roscon de reyes masa reposada roscon de reyes dando forma a la masa roscon de reyes pintando de huevo

7: Precalentar el horno a 180ºC por arriba y por abajo

8: Decorar el roscón

Se vuelve a pintar de huevo batido el roscón y se decora con azúcar, espolvoreándola por toda la superficie y echando después unas gotas de agua, con almendras picadas o laminadas y con fruta escarchada al gusto.

roscon de reyes dado forma e hinchado roscon de reyes decorado

9: Hornear

Cuando el horno esté caliente se mete el roscón a altura media-baja, y se deja entre 25-35 minutos (depende del horno). Mi consejo es que pasados 25 minutos echéis un vistazo:
- Pinchad el roscón con un cuchillo y si sale limpio está listo
- Si no, hay que dejarlo 5-10 minutos más
- Si todavía le queda tiempo y se está tostando mucho: tapadlo con papel albal

Una vez horneado, hay que dejarlo enfriar y estará listo para comer. ¡Es enorme y está riquísimo!

roscon de reyes casero terminado

En cuanto a conservación: mejor fuera de la nevera, en un sitio seco, pero tened en cuenta que al ser una masa casera en un día o dos estará duro (aunque rico igualmente).

roscon de reyes casero restos

#roscóndereyestodoelaño :)_

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmailShare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>